viernes, 5 de marzo de 2010

Milagrito del Señor

Despúes de tantos años de precariedad,
de mendigar alegremente unos kylobites de memoria donde poder almacenar mis parradas en forma de archivos de texto en cada ordenador que se me ha puesto a tiro desde que tengo memoria -poniendo a prueba la paciencia de todxs mis amigxs-,
de entregar todos los trabajos de la universidad mecanografiados con una vieja Olivetti-que me enseño todo lo que sé sobre percusión.

Despúes de pasar por windows, linux o mac en cientos de aparatos ajenos a mi persona,
de hacer cola en la biblioteca para poder colgar un post,
de despistar al personal para poder mirar el correo,
de usar ordenadores de casi todos los países del mundo-desde Italia hasta Ucrania- sin la bendita letra "ñ" entre sus grafías,
de intentar ahorrar sin éxito lo justo para una entradita -gracias a las múltiples multas y demás contratiempos que han ido absorviendo impasibles todos mis ingresos-,
de pasar noches en vela esperando a que todo el mundo se durmiera -harto dificil- para poder usar sin interrupciones el jodío aparatejo,
de perder múltiples vomitonas cerebrales, iluminadas o no, en múltiples discos duros fenecidos repentinamente gracias a algún virus cabrón,
de almacenar poemillas, microrelatos, capítulos sueltos de un novelón, guiones de cómics, pensamientos abstractos, fragmentos de memoria, colocones, borracheras, pajetones...en memorias Ram de amantes que me han guardado con cariño o me han borrado iracundas,
de pedírselo a las reinas magas -que todos los años me porto muy bien-...

se ha producido el milagro y gracias a una Amazona Anarko Cerdaka cuyo principio vital es compartirlo todito to, por fin, y gracias a su generosidad tengo ordenador.

Muchas gracias Leonor bonita,
por tu poesía, tu sonrisa, tu alegría,
tus ganas de follarnos a todas sin tregua ni cuartel,
los múltiples estados alterados de conciencia,
las perfos, las comiditas vegetas entre tanto chuletón,
las noches sin dormir, los amaneceres soleaditos y flamencos,
los paseos bajo la lluvia en bici y sin frenos,
y el deseo contagioso de constante seducción...





Te guardo el ordenador hasta que vuelvas, calentito entre mis piernas...

2 comentarios:

Sweet and Tender Hooligan dijo...

mi amor
el ordenador es tuyo
si es que un adverbio posesivo quiere decir algo
guardame la info hasta que longre poner la nueva amiga a punto
y guardate vos calentita hasta que vuelva asi puedo yo dormir entre tus piernas
con alegria y pa'delante
esa computadora te hara muy feliz! ya veras
hasta ahora ya estoy volviendo aunque tome unos dias
guardeme habitacion

Sweet and Tender Hooligan dijo...

entonces te lo repito
cuidate y presevarte y ponete frente al ordenata a escribir
y disfruta del sol y de la vida que ya viene el verano
hasta que la existencia quiera
por tu propia voluntad
ya estoy volviendo
beso